Saquito de castañas

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-14-32-37Tanto si vives en la ciudad como si vives en el campo, podrás encontrar las “falsas castañas”, que no son comestibles pero que son ideales para elaborar unos saquitos que vendrán muy bien para darse masaje o para aplicar en una zona concreta y así relajarla. Este saquito no se puede calentar.

El Aesculus hippocastanum, el Castaño de Indias, se conoce comúnmente, como falso castaño debido a que sus frutos se parecen mucho a las castañas comestibles que conocemos. Las castañas del castaño de Indias son tóxicas!!! Se pueden usar en aplicaciones externas y son muy apreciadas para facilitar la buena circulación ya que son un tónico venoso o vasoprotector que consigue disminuir la viscosidad de la sangre, volviéndola más líquida, reduce el tiempo de sedimentación provocando una descongestión de los vasos sanguíneos y aumenta la resistencia capilar.

almohadas-herbales-500x375Estos saquitos también pueden elaborarse de otros materiales según la época del año y lo que tengas disponible en tu casa o entorno:

De huesos de cereza para colocar sobre el cuerpo y así relajar la musculatura. Estos materiales sí se pueden calentar (en el horno o microondas).

• De linaza y hierbas. Como por ejemplo los cojines para los ojos, donde se puede mezclar linaza con lavanda. O de linaza con manzanilla y lavanda para el vientre que alivia los dolores menstruales y arropa con su aroma cualquier zona que necesita calma y amor.

Es importante escoger bien la tela que uses: que sea agradable y bella y que también sea práctica. Por ejemplo para el saco de castañas escoge una tela resistente, y para el saquito de los ojos, te sugiero que escojas una tela de seda.

Esta actividad te invita a un triple “recoger”: recolección en la naturaleza, recogimiento durante la costura y reconexión con tu cuerpo en el momento del masaje.

Es muy hermosa la imagen interior que tengo de las alumnas de la formación del “Viaje de la Mujer Cíclica” dándose masaje con estos saquitos; ¡Puro goce y relajación!

Texto elaborado por Xènia Ros

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *