Cómo hacer un ungüento

CÓMO HACER UN UNGÜENTO

Elaboración de un ünguento en el Módulo de la Anciana: Formación "El Viaje de la Mujer Cíclcia"

Elaboración de un ungüento en el Módulo de la Anciana: Formación “El Viaje de la Mujer Cíclica”

 

El primer ungüento que aprendí fue de una sabia abuela de Llers, pueblito cerca de Figueres, ella me lo enseñó con el método tradicional: calentando a fuego muy lento o al baño maría la planta o las plantas escogidas en el aceite base (de almendras o de oliva) durante 20-30 minutos, colándolas y luego añadiendo la cera de abejas e incluso alguna grasa animal.

 

Actualmente elaboro los ungüentos sólo con bases vegetales: la receta que os presento es la más sencilla y rápida ya que en vez de utilizar la cocción de las plantas utilizaremos directamente los aceites esenciales. Los ungüentos contienen sólo grasas o aceite y no agua; no son absorbidos por la piel sino que forman una capa protectora sobre ella. De ahí que son ideales para proteger  los labios y la piel en general del viento y frío o proteger a los bebes de la humedad del pañal. Son ideales también para pieles debilitadas o muy secas.

 

Ingredientes:

–          Aceite vegetal (de almendras o jojoba o de oliva….)

–           Cera de abejas (la puedes conseguir en un apicultor, mejor si es Bio)

–          Aceites esenciales

–          Opcional el añadir un poco de: miel, crema de Karité,  aceite de germen de trigo (la vitamina E hace de conservante).

 

Elaboración:

Calientas el aceite con la cera al baño maría. Mejor si la cera está cortada fina para su mejor disolución. Vas removiendo con una cuchara o palillo de madera. La cantidad dependerá de si quieres el ungüento más o menos fluido (para un litro de aceite serán unos 125 gr de cera): vas probando cómo va quedando la consistencia sacando una cucharadita y poniéndola en un plato. Al  esperar un minuto vas a ver qué  consistencia está cogiendo… sistema tradicional: “A ojo”!!! Si lo quieres más endurecido pondrás más cera y si lo quieres más fluido más aceite!

 

Una vez tienes la textura deseada lo apartas del fuego y dejas enfriar un poco, hasta que está tibio y entonces le añades los aceites esenciales escogidos (aconsejo un máximo de tres) mezclándolos bien. La cantidad son unas 30 gotas por cada 100ml.

 

Para acabar reparte el ungüento en potecitos pequeños, mejor en tarros oscuros protegidos de la luz solar. Este ungüento puede durar entre 6 meses y un año… sólo si has añadido miel puede ser que se estropee antes.

 

Uso con aceites esenciales

Para escoger los aceites esenciales dedícate a su estudio. Puedes encontrar mucha información sobre sus propiedades en varios libros y webs:

–          Aromaterapia de la A a la Z. Patricia Davis. Editorial Edaf.

–          Guía práctica de Aromaterapia familiar y científica. Dominique Baudoux.

–          Aromaterapia. Dietrich Gümbel. Editorial integral

–          Web:  www.pranarom.com

 

Indicaciones

  • Puedes utilizar para los labios: esencias de naranja dulce, lavanda, incluir un poquito de miel (es cicatrizante, expectorante y le da un toque dulce).
  • Para los catarros: lavanda, menta, manzanilla, tomillo…
  • Para el eritema del pañal utiliza una base de aceite de caléndula y unas gotitas de lavanda  (para los bebes se utiliza muy poca cantidad de aceites esenciales: 5 gotas en 100ml).

 

¡No olvides experimentar con la alquimia que se produce cuando elaboras tus ungüentos en actitud de plena presencia, conexión con el alma de las plantas y la magia del fuego!

 

Texto: Xènia Ros

Foto: Sophia Style

5 Comentarios

  1. Me encanta cómo mo explicas,,parece que te estoy viendo! Gracias , ya tengo todos los ingredientes! Ahora sólo esperar el momento de calma para poder estar presente y hacer que mi bálsamo sea pura magia!

  2. Muchas gracias Xenia,
    Siento que vuelvo a revivir aquel precioso momento que nos enseñaste a hacer ungüentos. Cuando veo alguna planta medicinal automáticamente pienso en ti y en la manera tan delicada que nos enseñaste a recogerlas, en conexión directa con la naturaleza
    Un abrazo
    Gloria

  3. Me encanta como describes la receta, también es muy interesante el blog oli-vera natural, que habla de recetas con aloe vera.

  4. Hola! Encontré justo lo que buscaba. Ahora tengo una duda, el uso del ungüento a diferencia de la crema es que la piel no lo absorbe fácilmente? En caso del ungüento mencionado por ejemplo para catarro la aplicación sería en la zona del pecho ?

    • Hola Ludmila,
      efectivamente el ungüento queda haciendo una capa sobre la piel y si se absorbe pero más lentamente: hidrata y protege. En caso de catarro se aplica en el pecho y la espalda; en la zona entre los omóplatos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *